Atención a la diversidad en el Área de Educación Física

El término de "Alumnado con Necesidades Educativas Especiales" (ACNEE) se acuñó con la entrada en vigor de la Reforma del Sistema Educativo de 1990 (LOGSE). Desde entonces, la atención a algunos de los grupos incluidos en este colectivo (por ejemplo, físicos, psíquicos o sensoriales) ha alcanzado cotas sorprendentes respecto a las expectativas que podían tener sus familias hace apenas veinte años, con la incorporación de profesorado especializado (en pedagogía terapéutica, en audición y lenguaje, logopedia, compensatoria,…), tanto dentro como fuera del aula de referencia.

Pero el aumento de grupos de ACNEE que requerían de ayuda y apoyo continuaba en aumento; lo cual lleva a que la administración, haciéndose eco del problema, establezca en 2002, con la entrada en vigor de la LOCE, la aparición de una nueva terminología: "Alumnos con necesidades educativas específicas" (LOCE, 2002; Título I, Cap. VII). Este cambio terminológico incluía tres grandes grupos a tener en cuenta: los superdotados (intelectuales), los alumnos con necesidades educativas especiales (físicos, psíquicos, sensoriales y con graves trastornos de conducta) y los alumnos inmigrantes (cuando requieren de adaptación por lo que en muchos casos también son de compensatoria).

La aprobación de la actual Ley de Educación (LOE, 2006) ha dado una nueva vuelta de tuerca, pasándolos a denominar "Alumnos con necesidades educativas específicas de apoyo educativo" (LOE, 2006; Título II, Cap. I), incluyendo tres categorías: los alumnos con necesidades educativas especiales (que permanecen como hasta ahora), los alumnos con altas capacidades intelectuales y los alumnos con integración tardía en el sistema educativo español.

El tratamiento a la diversidad no debe ser considerado como alternativas excluyentes sino como caminos que se contemplan y que deben ser practicados simultáneamente.

Las adaptaciones curriculares, responde a la necesidad de adaptar la práctica educativa mediante la elaboración de proyectos curriculares y programaciones que tengan en cuenta las características concretas de los alumnos/as a los que se dirige.

La atención a la diversidad a través de las adaptaciones curriculares ha de seguir un orden progresivo desde la menos significativa a la más significativa:

- Adaptaciones en la evaluación.

- Adaptaciones en la metodología.

- Adaptaciones en los contenidos.

- Adaptaciones de los objetivos.

- Modificación de la temporización.

Este artículo está licenciado bajo Creative Commons Attribution 2.5 License